AUDITORÍAS ENERGÉTICAS

¿ Qué es una auditoría energética ?

Una Auditoría Energética es un estudio en profundidad de los suministros, usos y consumos de energía, de una empresa, organización o planta industrial, con el fin de determinar las medidas más adecuadas para obtener un ahorro energético y una mejora de la eficiencia energética de las instalaciones.

¿ Qué factores intervienen en la Auditoría ?

Se realiza un análisis detallado de los siguientes aspectos :

– Facturación de energía eléctrica y combustibles de todo tipo que intervienen en el funcionamiento de la empresa y de los procesos productivos.

– Análisis pormenorizado de los consumos de energía en los equipos e instalaciones, así como el reparto de los mismos.

– Identificación de funcionamientos deficientes que suponen pérdidas de energía en sistemas de aire comprimido, producción de vapor, ACS, iluminación, equipos de refrigeración y climatización industrial, transportes internos, etc.

– Actividades de mantenimiento preventivo y correctivo, y tratamiento de resultados.

– Modificaciones y mejoras para el ahorro energético, que pueden implantarse en las instalaciones actuales. Medidas de coste cero.

– Análisis de viabilidad técnico económica de las propuestas de mejora que requieren inversión, incluyendo costes de inversión, ahorros alcanzables y períodos de retorno.


auditorias energeticas

¿ Cómo se realiza la auditoría ?

– La auditoría es realizada por uno o varios profesionales (ingenieros y técnicos  especialistas), dependiendo del tamaño y complejidad de la empresa.

– Consta de varias fases, con actividades planificadas que se acuerdan previamente con la dirección de la empresa. Las más importantes son :

  1. Recopilación de información (facturaciones de suministros de energía, planos, planes de mantenimiento documentación técnica de los procesos, etc.).
  2. Visita guiada a las instalaciones. Inspección y obtención de información relevante.
  3. Mediciones de datos técnicos adicionales, de los equipos y procesos de mayor interés energético.
  4. Trabajo de gabinete que incluye .

– Análisis de consumos y contabilidad energética de la instalación.

– Optimización de la facturación eléctrica.

– Identificación de los usos significativos de la energía y puntos con mayor potencial de ahorro.

– Localización de deficiencias y puntos en mal estado que provocan pérdidas de energía (fugas de aire comprimido, fugas de vapor, operación inadecuada de equipos, fallos de aislamientos térmicos,et.).

– Cálculo de rendimientos y consumos específicos.

– Estudio de propuestas de mejora de la eficiencia energética. Análisis de viabilidad técnico-económica de cada propuesta. Estimación de los ahorros alcanzables.

– Posibilidad de incorporación de fuentes de energías renovables.

– Elaboración del informe final de la auditoría.

  1. Presentación a la dirección, del informe final de la auditoría. Conclusiones y recomendaciones.
  2. Registro de la auditoría en el órgano de la Comunidad Autónoma.

 

¿ Por qué realizar una auditoría en una empresa ?

El beneficio más importante para la empresa es la reducción de los costes de explotación de la misma. Los ahorros económicos que se obtienen al optimizar los consumos energéticos, mediante las actuaciones propuestas de mejora de la eficiencia energética, inciden directamente y con efecto inmediato, en los costes de fabricación, y en mayor o menor medida, en los costes generales de explotación.

Se desarrolla un plan de acción para la realización de todos los proyectos de ahorro de energía, y se establecen unos indicadores energéticos que permiten el seguimiento y verificación de los ahorros obtenidos.

Disminuir el consumo de energía, sin afectar los niveles de producción.

Adicionalmente, se obtiene una mejora de la imagen social y corporativa, por la contribución a la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, un mayor compromiso con la sostenibilidad energética y la reducción de la huella de carbono.

Desde el punto de vista normativo, supone una alineación con las políticas energéticas actuales, de promoción y fomento de la eficiencia energética, y las directivas de la Unión Europea.

 

¿ En qué legislación o normativa se basan las auditorías energéticas ?

El 13 de Febrero de 2.016 se aprobó un real decreto, el RD 56 / 2016, mediante el cual se traspone la directiva europea 2012 / 27 / UE , y que obliga a las grandes empresas (con más de 250 empleados o volumen de negocio superior a 50 millones de €) a realizar una auditoría energética con fecha límite el 13 de Noviembre de 2.016, y repetición posterior de la misma cada 4 años.

Aunque, por ahora, esta legislación solo aplica a las grandes empresas, la política energética europea, y cada vez de más países, se orienta a extender este tipo de actuaciones progresivamente, a las PYMES, organismos públicos, y todo tipo de organizaciones consumidoras de energía, con el fin de alcanzar los objetivos de sostenibilidad fijados en distintos foros internacionales (Kyoto, Paris, etc.).