SISTEMAS  DE  GESTIÓN  DE  LA  ENERGÍA

¿ Qué es un Sistema de Gestión de la Energía (SGEn)?

Un Sistema de Gestión de la Energía es una estructura organizativa implantada dentro de una empresa, que se ocupa de todo lo relacionado con los usos y consumos energéticos de la misma.

¿ Qué aspectos forman parte de un Sistema de Gestión de la Energía ?

– Equipo de gestión de la energía (formado por una o varias personas).

– Indicadores energéticos (índices que se calculan periódicamente para el seguimiento y control de consumos y costes energéticos).

– Realización de Auditorias energéticas periódicas.

– Medición continua de costes y consumos de todo tipo de energía.

– Propuestas de mejoras y acciones correctivas para la mejora continua del desempeño energético de la empresa.

– Evaluaciones de los ahorros obtenidos con la implantación de las medidas anteirores.

– Documentación y registros de las mediciones, y consumos energéticos.

 

sistemas gestion de energia

¿ En qué legislación o normativa se basan los Sistemas de Gestión de la Energia?

La norma básica que define y detalla la constitución y funcionamiento es la ISO 50001:2011.

En España, el RD – 56/2016 del 12 de Febrero exige la realización de auditorias y/o implantación de sistemas de gestión de la energía a todas las empresas de más de 250 empleados, o con un volumen de facturación anual mayor de 50 millones de €.

¿ Qué beneficios aporta un Sistema de Gestión de la Energia para una empresa?

Un Sistema de Gestión de la Energía proporciona a la empresa una gestión mantenida en el tiempo, de todo lo relacionado con los usos y consumos energéticos y la contratación de suministros de energía, a la vez que asegura una mejora continua de los mismos.

La implantación de un Sistema de Gestión de la Energía ofrece las siguientes ventajas :

– Una reducción progresiva y mantenida, de los costes de operación de la empresa.

– Una reducción del consumo energético global.

– Una reducción, directa o indirecta, de las emisiones de gases de efecto invernadero.

– Un menor impacto ambiental y una mejor imagen social corporativa.

– Una diferenciación positiva frente a competidores nacionales y extranjeros.

– Una puntuación extra en adjudicaciones y concursos públicos.

– Obtener la certificación oficial correspondiente, bajo la norma ISO 50001.

Integrabilidad con otros sistemas basados en el ciclo de Mejora Continua tales como ISO 9001, ISO 14001, OHSAS 18001, IQNet, etc.